La asistencia a los estadios mejora mientras dura la polémica de la TV

Eduardo Rubio volvió a un estadio de fútbol a los cuatro años. Lo hizo para ver a su querida Liga de Quito, junto a su esposa, sus dos hijos, su nuera, su yerno y su nieta de 4 años.

Fuente El Comercio